81% de los inversores minoristas pierden dinero cuando operan con CFDs con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. 81% de inversores minoristas pierden dinero cuando operan con CFDs en este proveedor. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFDs y si puede permitirse correr el alto riesgo de perder su dinero.
Regulador CySEC fca

Derivados financieros | Guía de trading 2020

Abril 14, 2020 12:40 Europe/Madrid

Probablemente la mayoría de la gente haya oído hablar de acciones, bonos o de otro tipo de instrumentos financieros tradicionales aunque no hayan invertido nunca antes en los mercados. Sin embargo, si hablamos de derivados financieros es muy posible que el desconocimiento sea generalizado. Esta es la razón de ser de este artículo, en el que explicaremos qué son los derivados financieros, por qué se utilizan los derivados y cómo practicar trading con instrumentos derivados financieros.

Derivados financieros

En este artículo te contaremos:

  • ¿Qué es un derivado financiero?
  • ¿Por qué operar con derivados financieros?
  • Tipos de derivados financieros
  • Inversión tradicional vs trading con derivados financieros

¡Y mucho más!

Derivados financieros - Origen

La transacción más antigua con derivados financieros se remonta a la época de Aristóteles, quien dejó constancia de un acuerdo con aceitunas en el que participó el famoso filósofo griego Tales. Según la historia, Tales predijo que la cosecha de aceitunas del siguiente año sería buena y por eso se aseguró los derechos de las prensas de aceitunas locales pagando una pequeña comisión.

Al año siguiente, cuando la cosecha fue buena, la demanda de prensas de aceitunas era tan alta que Tales pudo imponer un precio elevado a quienes quisieran usarla. ¿Por qué se considera éste un ejemplo de derivados financieros? Tales en realidad no compra el activo subyacente, las aceitunas, sino que paga un depósito para garantizar los derechos de uso a través de un contrato. Lo que compró fue un contrato (un derivado). Si la cosecha no hubiera sido buena, sus pérdidas se habrían limitado al depósito que pagó.

Muchos años después, en el siglo XVIII en Japón, los productores de arroz vendieron, además de la cosecha actual, las futuras cosechas a un precio predeterminado, lo que también es un derivado. Si aún no te ha quedado clara la definición, no te preocupes, vamos a profundizar a continuación.

¿Qué es un derivado financiero?

Un derivado es una garantía financiera cuyo valor depende o se deriva de un activo base o de un grupo de activos (de ahí su nombre). El derivado en sí mismo es un contrato entre dos o más partes y su precio procede de fluctuaciones en el precio de un activo subyacente determinado.

Los activos subyacentes más comunes de los derivados financieros son divisas, acciones, bonos, índices bursátiles, materias primas (oro, petróleo) y, desde hace unos años, las criptomonedas.

Los derivados financieros generalmente se compran a través de un intermediario financiero o bróker, como Admiral Markets UK Ltd, por ejemplo. Los derivados más populares son los CFD o contratos por diferencia, los contratos de futuros y las opciones. Pero ¿entendemos por qué es necesario utilizar los derivados financieros en el trading?

Puedes obtener más información sobre estos productos a través de nuestros webinarios gratuitos. Consulta los webinarios que tenemos programados y regístrate en los que más te interesen pinchando en el siguiente banner:

webinarios gratuitos

¿Por qué operar con derivados financieros?

Inicialmente, los derivados se utilizaban para proporcionar un tipo de cambio estable para productos comercializados internacionalmente, como las divisas: los traders necesitaban un sistema para tener en cuenta las diferencias de valor de una moneda a otra. Hoy en día, los derivados se basan en muchos más activos y tienen muchas más aplicaciones.

Un derivado financiero puede usarse para tres propósitos principales: para cubrir una posición en un activo subyacente en particular; para especular sobre el precio del activo subyacente con finalidad de lucro; aumentar el valor de los activos mantenidos y diversificar la cartera.

Derivados financieros - Cubrir una posición

Un uso importante de los instrumentos derivados financieros es que pueden servir para una correcta gestión de riesgos y para posiciones de cobertura. ¿Cómo? Pueden proteger tu posición frente al movimiento de los precios. Esto se debe a que la mayoría de los derivados ofrecen la capacidad de abrir ventas en corto a través de las cuales puedes ganar incluso si el precio del activo subyacente baja.

Una cobertura es mantener una posición opuesta en el mismo activo o en uno relacionado, lo que ayuda a mitigar el efecto del movimiento de precios opuesto.

Ejemplo derivados financieros

Por ejemplo, supongamos que un trader compra 100 acciones en Facebook a un precio de $100 por acción. Mantiene su inversión durante un año y el precio de las acciones de Facebook alcanza los $200.

Pero el trader teme que sus acciones se vuelvan más baratas por una razón u otra (corrección del mercado, informes de debilidad, etc). En ese caso podrá abrir una posición corta con CFD sobre acciones de Facebook, lo que le permitirá ganar mientras el precio caiga. De esta manera, la posición larga inicial del inversor está asegurada por la inminente disminución en el precio de las acciones de Facebook.

Derivados financieros - Especulación

Además de la cobertura, la mayoría de los derivados financieros se pueden utilizar para generar ganancias (especulación) en un mercado bajista. Por ejemplo, un trader espera que el mercado de valores de EEUU disminuya pero ¿cómo puede beneficiarse si es así? Una buena oportunidad es abrir una venta corta en el índice Dow Jones (DJI30).

Ejemplo derivados financieros

Si el cliente abre una posición de 10 contratos en el índice dow jones y éste cae 1 000 puntos, el trader obtendrá una ganancia de 10 x 1 000 = $10 000. Pero si el trader ha abierto una posición larga y el Dow Jones ha bajado 1 000 puntos, registrará una pérdida de $ 10 000.

Derivados financieros - Acumular ganancias

Quizá una de las características más atractivas del trading con derivados financieros es la capacidad de utilizar el apalancamiento. El apalancamiento permite a los inversores y traders no pagar el valor total de la posición sino solo una parte de ella, es lo que se denomina margen.

De esta manera, el participante en el mercado puede controlar la exposición en el mercado y aumentar el valor de sus activos sin necesidad de contar con la totalidad del valor de la posición.

El apalancamiento brinda la ventaja de obtener un mayor retorno a partir de una pequeña inversión inicial. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los traders tienen el riesgo de multiplicar también las pérdidas si el mercado va en contra.

Tipos de derivados financieros

Existen muchos tipos de derivados financieros que pueden usarse para diferentes propósitos. El mercado de derivados ha crecido enormemente en las últimas décadas y ofrece productos que pueden satisfacer cualquier tolerancia al riesgo.

Los derivados financieros pueden negociarse en mercados OTC -Over The Counter, mercados no organizados- como los CFD o contratos por diferencia, o en los mercados de valores, como los futuros. Generalmente las operaciones OTC representan la mayoría del mercado de derivados.

Los derivados OTC generalmente conllevan más riesgo cuando se trata de la contraparte de la transacción. El riesgo surge de la posibilidad de que una de las partes del contrato entre en bancarrota y no pueda cumplir con sus obligaciones, ya que ambas partes son privadas y no están reguladas. Por ejemplo, un trader compra un determinado derivado financiero a un intermediario pero cuando decide capitalizar su inversión, éste no puede pagarle la deuda.

En este caso es mejor asegurarse de que el intermediario que elegimos esté regulado y sea de confianza. Por ejemplo, Admiral Markets UK Ltd ofrece a sus clientes un Esquema de Compensación de Servicios Financieros (FSCS).

Por su parte, los derivados que se negocian en la bolsa de valores están muy estrictamente regulados y estandarizados. El problema aquí es que a menudo requieren una inversión inicial mucho mayor que los derivados OTC, lo que hace más difícil su acceso a minoristas.

Los diferentes instrumentos derivados financieros pueden ser muy diversos, pero los principales son: los ya citados CFD, los contratos de futuros, los contratos forward y las opciones. Vamos a ver a continuación qué características tienen cada uno de ellos:

Derivados financieros - CFD

Entre los derivados financieros más utilizados por los traders figuran los contratos por diferencia o CFD. Un CFD es un contrato entre un trader y un bróker por el que intercambian la diferencia en el precio de un activo subyacente en particular. Este contrato se mantiene en activo hasta que el trader decide cerrarlo, momento en el que se liquida mediante efectivo, en ningún momento se tiene que devolver o intercambiar el activo negociado.

Los CFD brindan a los inversores la oportunidad de intercambiar activos sin necesidad de poseerlos, beneficiándose así de los cambios en el precio. Cuando negociamos contratos por diferencia, el trader también puede beneficiarse del aumento o de la disminución del precio del activo subyacente. Si el trader cree que el precio aumentará, abrirá una posición de compra, lo que se denomina posición larga. Si, por el contrario, cree que el precio del activo caerá, puede abrir una posición de venta, llamada posición corta.

La diferencia entre el precio establecido por el trader en el CFD y el precio cuando cierra la posición se traduce en pérdidas o ganancias para los participantes en el mismo. Generalmente, los contratos por diferencia no caducan, se cierran manualmente o cuando compramos el mismo instrumentos pero en la dirección opuesta.

La mayoría de los brókers ofrecen diferentes activos financieros como subyacentes de los CFD: divisas, acciones, bonos, índices, materias primas, criptomonedas, y muchos más. Practicar trading con CFD es muy similar a operar con acciones reales, pero tiene muchas más ventajas en términos de coste y de conveniencia. No obstante, también tiene algunas desventajas en lo que respecta al riesgo.

Si quieres practicar el trading con CFD sin arriesgar capital real, puedes abrir una cuenta demo de manera gratuita con Admiral Markets UK Ltd. Solo tienes que pinchar en el banner a continuación:

cuenta demo

Derivados financieros - Futuros

Los primeros contratos de futuros aparecieron en 1851. El activo subyacente del primero de estos derivados fue el maíz y se utilizó en la Junta de Comercio de Chicago. El plan era que el vendedor - el agricultor - y el comprador - una empresa - participaran en un futuro intercambio del producto a un precio prefijado. Desde entonces, el trading de futuros ha atraído cada vez más y más a compradores y vendedores.

En la práctica, todos los mercados de futuros tienen como activo subyacente una materia prima ya que fueron constituidos por granjeros, mineros o productores de petróleo que desean reducir el riesgo de no saber el precio que obtendrán por su producto en el futuro. Esta es la razón del nacimiento de todos los instrumentos derivados financieros, como los futuros.

Aunque los derivados de futuros fueron pensados inicialmente a agricultores, productores de petróleo, mineros y empresas de este tipo de productos, los movimientos de precios de estos productos han atraído a muchos especuladores. Algunos de ellos entran y salen del mercado de futuros dentro del mismo día pese a que estos contratos suelen tener una caducidad de tres meses.

En el mercado de futuros es importante tener en cuenta el spread. Este término se refiere al cambio de precio entre dos futuros de un mismo activo. Por ejemplo, un trader puede tener dos posiciones abiertas en futuros de un determinado activo al mismo tiempo pero con diferentes fechas de vencimiento para intentar beneficiarse de la diferencia de precio.

Es importante tener en cuenta que todos los contratos de futuros están estandarizados. Básicamente, esto significa que todos los futuros tienen las mismas especificaciones, independientemente de quién los compre y quién los venda, tanto en términos de cantidad, calidad y liquidación.

Por ejemplo, cualquier trader que negocio futuros de petróleo en la Bolsa de Nueva York sabe que un contrato consistirá en 1 000 barriles de petróleo WTI con un cierto nivel de calidad.

La mayoría de los futuros se ofrecen con códigos de cinco dígitos. Los dos primeros símbolos identifican el producto, el tercero identifica el mes y los dos últimos, el año. Por ejemplo, los futuros del petróleo se pueden ofrecer como CLX20, donde CL significa petróleo crudo, X = noviembre (existen unos códigos para los meses) y 20 representa el año 2020.

gráfico derivados financieros

Fuente: Admiral Markets MetaTrader 5 Supreme Edition. Gráfico CrudeOilUS_K0 diario. Rango de datos: del 16 de diciembre al 13 de abril de 2020. Elaborado el 14 de abril de 2020. Ten en cuenta que las rentabilidades pasadas no garantizan rendimientos futuros.

Contratos forward

Los llamados contratos forward o a plazo son derivados financieros que representan un contrato entre dos partes para comprar o vender un determinado activo subyacente a un precio específico en una fecha futura. Los contratos a plazo pueden utilizarse como cobertura o para especulación.

A diferencia de los futuros estandarizados, este tipo de contratos se pueden personalizar según la materia prima, el volumen y la fecha de vencimiento. En este caso la liquidación puede hacerse bien en dinero o bien con una entrega real.

En la mayoría de los casos, los forward se consideran OTC y no se negocian en un mercado centralizado. Si bien su naturaleza de venta libre les ayuda a ser personalizados, estos contratos corren un mayor riesgo de incumplimiento. Por eso, no son muy accesibles al inversor minorista.

El mercado de contratos forward ha crecido exponencialmente después de que muchas grandes empresas lo hayan utilizado para cubrir riesgos por tipos de interés y divisas. Sin embargo, dado que los detalles de los contratos a plazo son determinados por el comprador y el vendedor y no se hacen públicos, el tamaño de este mercado es difícil de estimar.

El gran tamaño y la naturaleza no regulada de este mercado significa que puede ser susceptible de incumplimientos en el peor de los casos. Si bien los bancos y las corporaciones financieras mitigan este riesgo al ser muy cuidadosos en su elección de contraparte, existe margen para el incumplimiento a gran escala.

¿Qué sucede si la tasa de interés contractual difiere significativamente de la tasa vigente en el momento de la liquidación? En este caso, la institución financiera que creó el contrato a plazo tendrá mayor riesgo de incumplimiento por parte del cliente que si el mercado evaluara regularmente el contrato.

Opciones

Una opción es un derivado financiero basado en un activo fijo, como acciones o divisas. Las opciones le dan al trader el derecho pero no la obligación de comprar o vender el activo subyacente a un precio y un vencimiento determinados. Por su parte, el vendedor está obligado a vender si el comprador se lo solicita y a cambio recibe una prima.

Los tipos de contratos de opciones más habituales son: call y put.

  • Las opciones de compra (call) permiten a su titular comprar un activo a un precio establecido durante un tiempo determinado.
  • Las opciones de venta (put) permiten al titular vender un activo a un precio establecido durante un periodo de tiempo especifico.

Cada opción tiene una fecha de vencimiento específica en la cual el titular debe ejercer su elección final. El precio establecido de la opción se conoce como precio de ejercicio. Por lo general las opciones se compran y venden a través de brókers online.

En términos geográficos podemos dividir las opciones en dos tipos: europeos y americanos. En las opciones europeas, la elección solo puede ejercerse al vencimiento; en las estadounidenses, la opción puede ejercerse en cualquier momento antes de la fecha de finalización.

Al comprar opciones, el único riesgo que toma el comprador es la prima pero la posibilidad de ganancias es ilimitada. Debemos tener en cuenta que la venta de opciones conlleva un riesgo ilimitado por lo que el vendedor tendrá que ser especialmente cuidadoso con este tipo de inversión.

Veamos ahora qué posiciones podemos abrir con opciones:

  1. Posición larga en una opción call: comprar una opción de compra significa que el precio base debe aumentar para que la opción obtenga ganancias, es decir, debemos comprarla en tendencia alcista.
  2. Posición larga en una opción put: comprar una opción de venta significa que el precio del activo subyacente debe aumentar para que la opción sea rentable. De esta manera, se puede cubrir una exposición en el activo subyacente contra una caída en su precio o la especulación para obtener beneficios en un mercado bajista.
  3. Posición corta en una opción call: cuando la opción de compra es activada por el comprador, el vendedor está obligado a ocupar una posición corta en el activo subyacente al recibir una prima. Este tipo de opción se vende en previsión de una baja volatilidad o de una caída del mercado.
  4. Posición corta en una opción put: cuando la opción de venta es activada por el comprador, el vendedor se compromete a ocupar una posición larga en el activo subyacente mediante la recepción de una prima. Este tipo de opción se vende en previsión de la estabilización del mercado y de una posible tendencia al alza.

El valor de la prima se puede describir como la suma de dos componentes, de la siguiente manera:

Valor de la prima = valor intrínseco + valor temporal

El valor intrínseco se puede interpretar como la cantidad que se puede obtener si la opción está activada. El valor temporal es la diferencia entre la prima y el valor intrínseco.

Trading con derivados financieros vs trading directo

El trading con derivados imita el trading directo aunque en el caso de los derivados no se posee el activo subyacente por lo que puede ser una buena alternativa a la inversión tradicional. Veamos las diferencias entre comprar acciones reales y el trading con derivados.

  • Los derivados pueden negociarse en posiciones largas o cortas, es decir, con compra o con venta.
  • El trading con derivados cuenta con menos impuestos en algunos países, aunque las ganancias estén sujetas al impuesto sobre la renta.
  • El trader en el caso de los derivados no posee el activo subyacente en el que se basa el derivado sino que cierra un contrato con el bróker para intercambia la diferencia de precio entre la apertura de la posición y su cierre.
  • Los derivados pueden negociarse con margen, es decir, que el depósito inicial que bloquea el broker permite al inversor administrar más activos porque no tiene que aportar todo su capital.

Una de las características más atractivas del trading de derivados es el uso del apalancamiento. Cuando usamos el apalancamiento, los traders no pagan el valor total de la inversión sino solo un porcentaje de ella. Así, puede tener una mayor exposición en el mercado que si lo hiciera de una manera tradicional.

El apalancamiento permite multiplicar las ganancias y lograr mayor rentabilidad con una inversión inicial pequeña. Eso sí, también puede multiplicar las pérdidas en caso de que el mercado vaya en nuestra contra.

Por ejemplo, con un apalancamiento de 1:30 podemos abrir una posición de 30 veces nuestro capital. En la siguiente imagen puedes ver un ejemplo con un apalancamiento de 1:30 con la calculadora de trading de Admiral Markets:

derivados financieros - calculadora trading

Fuente: Admiral Markets. Captura de pantalla de la calculadora de trading.

El trading con derivados financieros también tiene sus desventajas:

  • No posees las acciones reales, lo que priva de algunos derechos como el derecho a votar en una junta general de accionistas.
  • Es un trading mucho menos regulado que el trading de acciones, por ejemplo. Esto atrae a muchos brókers no regulados o de bajo nivel, e incluso algunos que intentan estafar.

Trading con derivados financieros

Una de las primeras cosas que debemos hacer al elegir el bróker con el que operar derivados financieros es verificar que está bien regulado, algo que se puede hacer echando un vistazo a su página web. Si tienes dudas acerca de la precisión de esa información, puedes acudir directamente al regulador oficial y consultar el listado de empresas autorizadas.

Algunos datos importantes que debes tener en cuenta son los siguientes:

  • El bróker debe pertenecer a un estado miembro de la UE y autorizado y regulado oficialmente.
  • Evita los brókers regulados en países de regulación débil.
  • En el caso de España, debe estar autorizado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
  • Si el bróker cuenta con regulaciones diferentes, conviene asegurarse que al menos una de ellas sea la británica FCA, considerada la institución más estricta.

Asimismo, debemos tener en cuenta que el 1 de agosto de 2018 entró en vigor una nueva regulación de la Autoridad Europea de los Mercados de Valores (ESMA por sus siglas en inglés) que prohíbe la comercialización de opciones binarias y que reduce el apalancamiento máximo posible a 1:500 para inversores profesionales y a 1:30 a los minoristas de pares de divisas.

Los brókers que trabajen con clientes europeos deben cumplir estrictamente estas regulaciones.

Admiral Markets UK Ltd es un bróker regulado por la FCA pero también por la Cyprus Securities and Exchange Commission (CySec) y está autorizada por la CNMV en España.

Plataformas de trading de derivados

Cuando un trader quiere dar sus primeros pasos en el trading de derivados con Forex o en el mercado de valores, debe elegir una plataforma de trading. Es una decisión importante ya que pasará horas usándola, a veces incluso a diario. Hay varios tipos de plataformas online lo que puede dificultar la elección, especialmente para los principiantes. En este sentido, hay que tener en cuenta:

  • Si es gratuita o de pago
  • Si permite operar con los activos que me interesan
  • Si permite el trading con derivados
  • Si las órdenes se ejecutan rápidamente
  • Si es intuitiva y sencilla de manejar

La plataforma de trading líder en la actualidad es la MetaTrader 5, la última versión desarrollada por MetaQuotes. Esta plataforma ofrece muchas herramientas de análisis técnico y conserva la capacidad de los inversores para desarrollar herramientas personalizadas.

Admiral Markets ofrece tanto la MT5 como su versión anterior, la MetaTrader 4. Además, cuenta con un plugin exclusivo adaptable a cualquiera de las dos plataformas: la MetaTrader Supreme Edition, que añade más de 60 características adicionales. Algunas de ellas son:

  • Market Sentiment. Analiza el sentimiento de mercado entre los inversores a nivel global.
  • Mini Terminal, una herramienta que facilita el control de toda la cuenta.
  • Trade Terminal, una forma efectiva de abrir y cerrar órdenes.
  • Tick Chart Trader, rastrea los movimientos de precios de una manera rápida y sencilla.

Si ya tienes la MetaTrader instalada y quieres instalar este plugin solo tienes que seguir los pasos que se especifican en este vídeo:

Trading con derivados financieros - Cómo empezar

Puedes comenzar a negociar derivados financieros en tres sencillos pasos:

  1. Abre una cuenta de trading
  2. Descarga la plataforma de trading
  3. Abre una nueva orden

Trading con Admiral Markets

Si quieres abrir una cuenta con Admiral Markets, visita nuestra web y haz clic en el botón verde que verás en la esquina superior derecha. Una vez te hayas registrado con nosotros, podrás abrir una cuenta real o comenzar por una cuenta de demostración. Si optas por una cuenta real, tienes a tu disposición varios tipos de cuentas en función de los activos con los que vayas a operar:

derivados financieros - tipos de cuentas

Fuente: Admiral Markets. Captura de pantalla tipos de cuentas.

Una vez solicitada la apertura de cuenta, el bróker solicitará documentación y una vez revisada activará tu cuenta. A continuación, solo tienes que descargar la plataforma de trading, en este caso MetaTrader 4 o MetaTrader 5. Puedes hacerlo de manera gratuita pinchando en el siguiente banner:

MetaTrader 5

Otros artículos que te pueden interesar:

Sobre Admiral Markets

Somos un Bróker con presencia global y regulado por las máximas autoridades financieras. Brindamos acceso a las plataformas más innovadoras de Trading. Operamos con CFDs, acciones y ETFs.

¡Buen Trading!

Admiral Markets

Aviso de riesgo: Los datos proporcionados proporcionan información adicional con respecto a todos los análisis, estimaciones, pronósticos u otras evaluaciones o información similares (en adelante, "Análisis") publicadas en el sitio web de Admiral Markets. Antes de tomar cualquier decisión de inversión, preste mucha atención a lo siguiente:

1.Esta es una comunicación de marketing. El contenido se publica únicamente con fines informativos y no debe interpretarse en modo alguno como asesoramiento o recomendación en materia de inversión. No se ha elaborado de conformidad con los requisitos legales destinados a promover la independencia de los informes de inversiones y no está sujeta a ninguna prohibición de negociar antes de la difusión de los informes de inversiones.

2.Cualquier decisión de inversión es tomada por cada cliente por separado, mientras que Admiral Markets AS (Admiral Markets) no será responsable de ninguna pérdida o daño derivado de dicha decisión, independientemente de que se base o no en el contenido.

3.Para garantizar que los intereses de los clientes estén protegidos y la objetividad del Análisis no se vea afectada, Admiral Markets ha establecido procedimientos internos relevantes para la prevención y gestión de conflictos de intereses.

4.El Análisis es preparado por un analista independiente (Boris Petrov, analista financiero) basado en sus estimaciones personales

5.Si bien se realizan todos los esfuerzos razonables para garantizar que todas las fuentes del Análisis sean fiables y que toda la información se presente, en la medida de lo posible, de manera comprensible, oportuna, precisa y completa, Admiral Markets no garantiza la exactitud ni la integridad de ninguna información contenida en el Análisis.

6.Cualquier tipo de rendimiento previo o modelado de los instrumentos financieros indicados en la Publicación no debe interpretarse como una promesa, garantía o implicación expresa o implícita por parte de Admiral Markets para cualquier rendimiento futuro. El valor del instrumento financiero puede aumentar o disminuir y la preservación del valor del activo no está garantizada.

7.Los productos apalancados (incluidos los contratos por diferencias) son de naturaleza especulativa y pueden generar pérdidas o ganancias. Antes de comenzar a operar, debe asegurarse de que comprende todos los riesgos.

Admiral Markets Group consta de las siguientes empresas:
Admiral Markets Pty Ltd
Regulada por la Australian Securities and Investments Commission (ASIC)
Página web disponible sólo en inglés
CONTINUAR
Admiral Markets Cyprus Ltd
Regulada por la Cyprus Securities and Exchange Commission (CySEC)
CONTINUAR
Admiral Markets UK Ltd
Regulada por la Financial Conduct Authority (FCA)
CONTINUAR
Nota: si cierras esta ventana sin elegir una empresa, te comprometes a continuar según la regulación del FCA del Reino Unido.
Nota: si cierras esta ventana sin elegir una empresa, te comprometes a continuar según la regulación del FCA del Reino Unido.