Utilizamos cookies para poder darte la mejor experiencia posible en nuestra página Web. Si sigues navegando por este sitio, entendemos que das tu consentimiento para el uso de estas cookies. Para obtener más detalles o información, incluyendo cómo puedes rectificar tus preferencias, por favor lee nuestra Política de Privacidad.
Más información Aceptar
81% de los inversores minoristas pierden dinero cuando operan con CFDs con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. 81% de inversores minoristas pierden dinero cuando operan con CFDs en este proveedor. Debe considerar si comprende cómo funcionan los CFDs y si puede permitirse correr el alto riesgo de perder su dinero. expand_more

Contango - ¿Qué es contango y por qué se produce?

Abril 22, 2020 13:09 Europe/Madrid

En el trading de futuros, y en particular en el de materias primas, es habitual encontrarse alguna vez con el término contango. Pero ¿sabes qué es? ¿Sabes por qué se produce? ¿Has oído hablar alguna vez de backwardation? Si quieres saber más sobre estos fenómenos, sigue leyendo porque te contaremos:

  • ¿Qué es contango?
  • ¿Por qué se produce el contango?
  • Contango vs backwardation
  • Ejemplo práctico - El petróleo

¡Comenzamos!

contango

¿Qué es contango?

Para entender qué es contango debemos saber primero cómo funcionan los futuros y, concretamente, los futuros de materias primas que es donde normalmente se producen ejemplos de contango.

Cuando hablamos de materias primas o commodities nos referimos a componentes básicos de bienes o servicios más complejos, por ejemplo, bases de alimentos como el azúcar, el café o el cacao, metales como el oro o la plata, o productos energéticos como el petróleo o el gas. Estos productos históricamente se intercambiaban físicamente pero en la actualidad se negocian con fines especulativos mediante los llamados contratos de futuros.

En un contrato de futuros el vendedor acuerda intercambiar un determinado producto a un precio fijo en una fecha acordada en el futuro. El precio de este contrato dependerá de la demanda de los compradores, así como de la oferta de otros vendedores.

Los futuros son instrumentos derivados que se negocian en bolsas donde todos los contratos están estandarizados, es decir, no son contratos individualizados sino que cada contrato tiene la misma especificación, sin importar quién está comprando o vendiendo.

Ejemplo contango

Por ejemplo, todos los que negocian un futuro del petróleo en la Bolsa de Nueva York saben que un contrato consiste en 1 000 barriles de petróleo West Texas Intermediate (WTI) a un nivel particular de calidad

La mayoría de los futuros se ofrecen con códigos de cinco dígitos. Los dos primeros símbolos identifican el producto, el tercero identifica el mes y los dos últimos, el año. Por ejemplo, los futuros del petróleo se pueden ofrecer como CLX20, donde CL significa petróleo crudo, X = noviembre (existen unos códigos para los meses) y 20 representa el año 2020.

El precio de un contrato de futuros sobre un activo se forma a partir del precio del mismo, con la siguiente fórmula según detalla la 'Guía de Opciones y Futuros' de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV):

futuros - contango

Como el tamaño de algunos contratos de futuros puede ser bastante grande, algunos traders de futuros e intradía recurren a los CFDs.

Definición de contango

Ahora que sabemos cómo funcionan los contratos de futuros podemos entender de una manera más clara qué es el contango:

El contango es el fenómeno que se produce cuando el precio de los contratos de futuros es mayor que el del activo subyacente (el precio al contado o precio spot)

En este caso, la curva de precios de los sucesivos vencimientos de los contratos de futuros es ascendente, aunque según se vayan acercando las fechas de vencimiento el precio tenderá a converger con el precio spot.

Esta diferencia entre el precio al contado y el contrato de futuros en el contango se debe a dos factores:

  • El precio futuro implica el coste de almacenamiento (por ejemplo, el coste de almacenar el petróleo hasta el vencimiento del futuro). En épocas de sobreproducción -como en abril de 2020 con el petróleo debido a la escasez de demanda por el parón económico provocado por la crisis del coronavirus- el coste de almacenamiento de estas materias primas se dispara y empuja al alza el precio futuro. Por el contrario, el precio spot no refleja estos costes de almacenamiento y por eso es más bajo que el de los contratos de futuros.
  • Expectativas de los inversores. El precio de los contratos de futuros también refleja las expectativas de los inversores, es decir, si los participantes en el mercado creen que el precio de un determinado producto subirá en una fecha más adelante, esto se reflejará también en el precio de los futuros.

No es muy común que la diferencia de precio entre los sucesivos vencimientos de los contratos de futuros sea muy pronunciada aunque a veces se puede producir y, en ese caso, se le denomina "super contango".

Un caso habitual de contango suele producirse con el oro, por dos motivos: en épocas de crisis se convierte en un activo refugio, lo que empuja los precios de los futuros al alza. En segundo lugar, por los costes de almacenamiento de este metal, que son muy elevados.

Los inversores minoristas deben tener cuidado a la hora de invertir en los contratos de futuros ya que éstos pueden generar confusión a la hora de operar. Esto es así porque algunos brókers pueden ofrecer instrumentos de trading basados en el precio spot mientras que otros mostrarán el precio de contratos de futuros con diferentes vencimientos, de ahí la diferencia de precios de un bróker a otro y el desconcierto entre los traders inexpertos.

Si este es tu caso y quieres aprender a operar con diferentes instrumentos de trading puedes consultar nuestra sección de Artículos y Tutoriales o bien registrarte en los webinarios de trading GRATUITOS de Admiral Markets UK Ltd. Pincha en el banner para acceder a nuestros cursos online:

webinarios gratuitos trading

Contango vs backwardation

El efecto contrario al contango se denomina backwardation. En este caso, el precio de los contratos de futuros es inferior al precio del activo al contado o a su precio spot. Al contrario que en el contango, el gráfico en este caso es a la baja, es decir, que va cayendo de un vencimiento al siguiente y así sucesivamente. En este caso, la demanda del activo es tan elevada que cuanto más se aleje su entrega en el tiempo, más barato será. El precio del futuro también tenderá a converger con el precio spot según se acerquen las fechas de vencimiento.

En el backwardation influyen los siguientes factores:

  • Los inversores prevén que habrá escasez de la materia prima en cuestión. Por ejemplo, si se trata de un cereal y se ha producido un fenómeno climático que ha echado a perder la cosecha, los compradores querrán tener el producto cuanto antes.
  • Las expectativas económicas en el futuro no son halagüeñas y los inversores hacen acopio de activos refugio en lugar de comprar contratos de vencimiento futuro.

Contango - ¿Trading en largo o en corto?

Los traders intradía no tienen que preocuparse del contango o del backwardation porque al ser un periodo tan corto de tiempo no influirá en su operativa. Sin embargo, los traders a largo plazo deberán tenerlo muy en cuenta. ¿Cómo? Lo explicamos continuación:

  • Si estamos largos en futuros cuando se da una situación de contango es posible que perdamos aproximadamente la diferencia entre el precio spot y el precio del futuro. Por el contrario, si se produce backwardation ganaremos aproximadamente la diferencia entre ambos precios.
  • Si estamos cortos se producirá el efecto contrario: en contango ganaremos aproximadamente el diferencial entre ambos precios y en backwardation perderemos esa diferencia.

Ejemplo práctico de contango - El petróleo

Análisis fundamental

Desde comienzos del año 2020, el mercado del petróleo se ha visto afectado por diferentes eventos que han provocado una elevada volatilidad en dicho instrumento hasta que el pasado 20 de abril se produjo una situación sin precedentes con un efecto contango. Esta volatilidad comenzó con la escalada de tensión a comienzos de año entre Estados Unidos e Irán, que acabó con un ataque a unas plantas petrolíferas en Arabia Saudita por parte de Irán. En poco tiempo se sucedieron varios acontecimientos, veamos la cronología:

  • Tras este primer sobresalto, en el mes de febrero comenzaron los desplomes de los diferentes mercados financieros a nivel global debido a la crisis generada a nivel mundial por la pandemia surgida en China por el temido del Covid-19. Esta crisis sanitaria impactó con virulencia en el mercado del crudo, debido a que la demanda a nivel global se ha visto drásticamente reducida debido a las diferentes medidas de confinamiento y restricciones tomadas por los diferentes gobiernos, provocando que la Agencia Internacional de la Energía haya calificado al año 2020 como el peor año de la historia petrolífera.
  • Ante esta situación, la OPEP decidió convocar una reunión de emergencia el pasado mes de marzo, pero el resultado de esta no fue satisfactorio ya que tras no alcanzar un acuerdo con Rusia, estalló una guerra de precio que arrastró aún más al precio de cotización, debilitando aún más un sector muy perjudicado por la situación actual de los mercados.
  • Finalmente, en la reunión del pasado 12 de abril, la OPEP y otros países productores (incluído Rusia), alcanzaron un acuerdo para reducir la producción en 9.7 millones de barriles diarios durante los meses de mayo y junio. Esta reducción, representa un recorte de alrededor del 10% del suministro.
  • Con este ajuste y los anteriores, se espera que el recorte mundial total de petróleo ascienda a más de 20 millones de barriles diarios, lo que equivale a una cifra cercana al 20% del suministro mundial, a partir del 1 de mayo. El recorte del pasado 12 de abril, es con mucha diferencia el mayor de la historia, ya que es cuatro veces superior al recorte producido en 2008 y se prevé que tengamos recortes hasta abril de 2022.
  • A pesar de estas medidas, los precios del petróleo no mostraron signos de querer repuntar al comienzo de la semana, lo que es especialmente sorprendente, ya que el WTI terminó el jueves con una caída de casi el 10%, mientras que, por su parte, el BRENT cerró con un descenso superior al 4%. Por lo tanto, el mensaje del mercado parece claro y este es que las medidas tomadas no son suficientes para hacer frente al fuerte descenso del consumo. El impacto real del coronavirus es aún difícil de estimar y es difícil saber cuánto tiempo se puede prolongar el cierre económico en todo el mundo aunque se espera que conforme los países vayan retomando cierta actividad la demanda de crudo ascienda dando así soporte a este mercado.
  • Todas estas tensiones, provocaron un fuerte descalabro en el mercado el lunes 20 de abril debido al vencimiento del contrato de futuros, provocando que los contratos de WTI se desplomaran llegando a cotizar en terreno negativo a un valor de 37 dólares por barril, arrastrando también con caídas al futuro con vencimiento en junio. Esta situación, puede explicarse a que debido a la baja demanda de crudo a nivel mundial, las reservas de petróleo se encuentran al máximo, llegando a hacer casi imposible su almacenamiento ya que tiene un elevado coste. Además, también debemos tener en cuenta que debido a que en este mercado intervienen un gran número de especuladores y que estos presionaron a la baja la cotización del WTI al intentar realizar el roll over de sus posiciones para el siguiente vencimiento.

Ante esta situación, deberemos estar muy pendientes a las posibles decisiones que tomen los países exportadores de petróleo para intentar estabilizar el precio del crudo, por lo que no sería descartable que en las próximas jornadas nos encontrásemos con un nuevo recorte que intenta paliar estas caídas dando aire a los precios.

Otros de los grandes perjudicados en esta crisis que está viviendo el petróleo son las compañías petrolíferas como Repsol, BP o Exxon Mobil, que están sufriendo fuertes recortes en bolsa debido a la inactividad y a la previsión de descensos en los resultados anuales.

Análisis técnico

Técnicamente hablando tanto el Brent como el WTI, se encontraban muy castigados a 22 de abril de 2020 tras sufrir fuertes descensos que comenzaron con el fuerte gap bajista a la apertura del mercado el pasado 9 de marzo, donde el barril de brent pasó de cotizar a 45.87 hasta los 36.09 dólares, siendo el descenso en el WTI desde los 41.50 hasta los 32.66 dólares.

Estos descensos continuaron a lo largo del mes de marzo y abril, hasta formar un soporte en torno a 21 y 19 dólares respectivamente, siendo la ruptura bajista de estos niveles de soporte el principal desencadenante de los últimos fuertes descensos.

Mientras no se recuperen dichos niveles no podremos esperar una estabilización en los precios del petróleo que puedan indicarnos la posibilidad de alcanzar niveles superiores, aunque tal y como hemos comentado anteriormente, esto dependerá de si finalmente se consigue reducir la volatilidad en estos mercados y la presión bajista a través de nuevos recortes en la producción o con un incremento de la demanda en función de que los países vayan reactivando su actividad económica y se vaya retomando la libre circulación de personas.

¿Por qué es un ejemplo de contango?

El 20 de abril los mercados asistieron atónitos a un fenómeno que no se había producido antes en el caso del petróleo: el futuro de mayo, que vencía al día siguiente, cotizaba por debajo del siguiente futuro, el de junio, cuando lo normal que es los contratos de entrega inmediata coticen por encima del próximo vencimiento. No solo eso: el futuro de mayo llegó a cotizar a un precio negativo. Veamos la evolución del precio en el siguiente gráfico:

contango

Fuente: Admiral Markets MetaTrader 5 Supreme Edition. Gráfico WTI diario. Rango de datos: 9 de marzo de 2018 al 22 de abril de 2020. Elaborado el 22 de abril de 2020. Ten en cuenta que rentabilidades pasadas no garantizan rendimientos futuros.

Si quieres comenzar a practicar alguna estrategia con dinero virtual y sin riesgo puedes abrir una cuenta demo con Admiral Markets UK Ltd. Pincha en el banner y podrás registrarte:

Cuenta demo

Si te gusta el artículo, compártelo con amigos. Además, a continuación te ofrecemos algunos artículos que pueden interesarte:

Otros artículos que te pueden interesar

Sobre Admiral Markets

Somos un Bróker con presencia global y regulado por las máximas autoridades financieras. Brindamos acceso a las plataformas más innovadoras de Trading. Operamos con CFDs, acciones y ETFs.

¡Buen Trading!

Admiral Markets

Este material no contiene y no debe interpretarse como que contiene consejos de inversión, recomendaciones de inversión, una oferta o solicitud para cualquier transacción en instrumentos financieros. Tenga en cuenta que dicho análisis comercial no es un indicador confiable para ningún desempeño actual o futuro, ya que las circunstancias pueden cambiar con el tiempo. Antes de tomar cualquier decisión de inversión, debe buscar el asesoramiento de asesores financieros independientes para asegurarse de que comprende los riesgos.