¿Qué son los Warrants y cómo funcionan? Diferencias con CFDs

Julio 23, 2021 12:15 Europe/Madrid

La evolución de la tecnología y de los mercados financieros, ha provocado la creación de muchos instrumentos financieros que se acercan a las necesidades de distintos perfiles de inversor. Uno de estos instrumentos son los warrants.  

¿Te gustaría conocer más acerca de este derivado financiero y cómo diferenciarlo de otros activos como acciones o CFDs? 

¿Qué es un warrant? Definición

El warrant es un derivado financiero, que otorga al comprador el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un determinado activo subyacente en el mercado, generalmente acciones de empresas. 

Es un instrumento muy similar a las opciones, pero con matices. Esencialmente, los warrants son herramientas dilutivas, emitidas por una empresa y cuando se ejercita, la empresa crea nuevas acciones diluyendo su capital social. Por el contrario, las opciones no son derivados dilutivos.

Características de los warrants

Un warrant tiene es un derivado financiero con unas características concretas que se detallan a continuación y deben ser incluidas en su ficha técnica:  

✳️  Activo subyacente: Es el activo sobre el que se va a ejercer el derecho de comprar o vender.

✳️  Tipo de derecho: Cuando se compra un warrant se adquiere el derecho de comprar o vender un activo financiero a una determinada en un determinado plazo.

  • En caso de comprar un warrant que da derecho a comprar un activo, se llamará warrant call.
  • Si se compra un warrant que da derecho a vender un activo financiero, se llamará warrant put.

✳️  Vencimiento: En este apartado se incluye el plazo durante el cual el warrant está en vigor. 

✳️  Estilo del warrant: Hace referencia al periodo en el que se puede ejecutar el warrant. Los más comunes son los warrants europeos y los warrants americanos.

  • Los warrants europeos dan derecho al comprador para ejecutarlos en la fecha de vencimiento.
  • A diferencia de los warrants europeos, los warrants americanos permiten al portador su ejecución en todo momento hasta su vencimiento. Generalmente, los warrants americanos son más caros que los warrants europeos. 

✳️  Precio de ejercicio: Se trata del precio pactado en el cual se puede ejecutar el contrato.

✳️  Prima: Es el coste que tiene el warrant. 

✳️  Ratio: En este apartado se incluye la relación existente entre el contrato y el activo subyacente, es decir, indica la cantidad de activos subyacente que se puede comprar con un contrato de warrant.  

¿Te gustaría ampliar un poco más tu formación? ¿Por qué no te registras en Máster de Trading Gratuito y 100 % online?  Podrás ver los vídeos cuando prefieras y aprender distintas estrategias y conceptos ¡Regístrate ahora!

¿Cómo funcionan los warrants? Ejemplo 

Tras conocerse las principales características de los warrants se va a realizar un ejemplo en el que se explica cómo funcionan.  

Ejemplo

  • Supongamos que compras un warrant americano, a fecha 30/06/20XX sobre acciones de Tesla, las cuales están cotizando a 650 USD.  
  • El precio de ejercicio del warrant es a 700 dólares, su vencimiento a 30/09/20XX.  
  • Se trata de un call warrant con una ratio 100:1 que se está vendiendo a 25 dólares.

¿Qué has comprado?

Según este ejemplo, has invertido 25 dólares en comprar es el derecho de poder comprar 100 acciones de Tesla a 700 dólares desde hoy 30/06/20XX hasta el 30/09/20XX.

Si la acción en cualquier momento sube a 701 dólares, al tratarse de un call warrant de tipo americano, podrías ejecutar el contrato. Comprando 100 acciones a 701 euros y pagando solo 700 euros por acción.  

¿Y si hubiera comprado un CFD sobre las acciones de Tesla?

En ese caso, al activo subyacente sería el mismo, las acciones de Tesla, si bien, el tamaño del contrato variaría.

Al operar con Contratos por Diferencias (CFDs) tendrías un apalancamiento 5:1 es decir, es decir se retiene 1/5 de tu inversión. Considerando las acciones de Tesla que partían de un precio de 650 dólares, al comprar un CFD sobre la acción de Tesla se retendrían de tu cuenta 130 dólares (Precio de la acción/Apalancamiento=650/5).  Se trata de una cantidad retenida, que se te devolverá cuando se cierre el contrato.

Para poder contratar un warrant tendrás que pagar una prima, que será el coste hundido e irrecuperable.

Si finalmente la acción de Tesla sube a 701 dólares y decides vender, al operar con CFDs obtendrías un beneficio de 51 dólares (Precio venta-precio entrada).  

Si en lugar de operar con CFDs estuvieras operando con warrants, el beneficio que obtendrías si la acción llega a 701 dólares dependerá del mercado: de la prima a la cual tú estés dispuesto a vender este warrant y la prima que el mercado esté dispuesto a pagar.  

Nota: en caso de ser un warrant americano como el del enunciado, también podrías ejecutar el warrant.  

Según las condiciones anteriormente descritas, invirtiendo 70 000 dólares obtendrías acciones de Tesla valoradas en 70 100 dólares.

Si bien, es importante tener en cuenta que la compra y venta de acciones tienes gastos asociados que reducirían el resultado final de la operación.  

Además, al realizar la operación estás asumiendo diferentes riesgos como la volatilidad del mercado y la liquidez del mismo. El precio de las acciones de Tesla cotiza en tiempo real y puede variar de forma significativa en muy poco tiempo, además para que la operación pueda ejecutarse es necesario que existan suficientes compradores dispuesto a absorber esta cantidad ofertada a este precio.

¿Es obligatorio realizar tal desembolso?

No. Es posible que no te interese ejecutar este contrato, ya que al final, tu intención no es la de mantener las acciones de Tesla.  Lo que has hecho es especular con la evolución del mercado ya que creías que las acciones de Tesla iban a subir en el próximo trimestre, como así ha ocurrido.

Ahora quieres obtener el rendimiento de tu inversión, es decir conseguir al menos la diferencia entre el precio de mercado de la acción de Tesla y el precio de ejecución del warrant.  En ese caso podría resultar más atractivo para ti vender el warrant, recibiendo una prima.  

El precio mínimo de venta de este derecho serán 100 dólares, que es la diferencia existente entre el precio de ejercicio y el precio de mercado.  Si bien, se podría intentar vender el warrant por un precio muy superior es decir obtener una prima por la venta del warant, igual que la que tú has pagado anteriormente en el momento de la compra del warrant.  

El precio que el mercado estará dispuesto a pagar por este derecho dependerá de varios factores, entre ellos:

  • Tiempo restante hasta el vencimiento
  • Liquidez del mercado
  • Tamaño del contrato  
  • Previsiones sobre la cotización del activo

¿Es necesario que el precio de ejercicio sea superior al precio de mercado para obtener una rentabilidad de la inversión?

No necesariamente.  

En el ejemplo anterior al ser un warrant americano, en cualquier momento podrías ejecutarlo y si el precio de ejercicio es inferior al precio de mercado, podrías obtener una rentabilidad de la venta de este activo financiero.  

Si bien, es posible que por diferentes factores consideres que es más interesante vender el warrant antes de su vencimiento.  

Nota: La rentabilidad dependerá del coste inicial que pagues por el instrumento y el beneficio final que obtengas. Pudiendo ser nula o incluso negativa.  

Ejemplo  

Siguiendo la información del apartado anterior, imagina que han pasado 15 días desde que compraste el warrant y las acciones de Tesla siguen a 650 dólares. Sin embargo, se ha aprobado un plan que favorece al sector y que ha aumentado de forma considerable el interés del mercado por esta acción.  

En ese caso, es posible que el precio al que cotizan los warrants para un vencimiento similar al tuyo haya tenido un fuerte aumento de precio y que puedas obtener una gran rentabilidad por la venta del mismo.  

Para comprobar por ti mismo cuánto podrías ganar o perder con los distintos tipos de activos, puedes utilizar una cuenta demo gratuita con fondos virtuales. ¡Abre una en unos segundos!

Riesgo de los warrants

El riesgo máximo que tiene un warrant para el comprador es la pérdida de la prima, es decir, el coste del warrant.  

La ventaja que tienen los warrants frente a otros derivados como los futuros, es que otorgan al portador el derecho de ejecutarlos, pero no obliga a ello.  

Consecuentemente, si el precio de merado del activo es inferior al precio de ejercicio del warrant, el portador no ejecutará el warrant, ya que es preferible comprar el activo a precio de mercado.

Diferencia entra los riesgos de los warrants y el de los de CFDs sobre acciones

Se suele aceptar que la rentabilidad de una determinada operación está ligada al riesgo que esta operación implica.  

➤ En el caso de los warrants, el riesgo que se asume es limitado, ya que lo máximo que se podría llegar a perder es la prima que se está pagando para acceder a este contrato.

Se trata de un “juego de suma cero”, donde ambos participantes quieren ganar, por lo que el emisor de un warrant espera que el comprador no ejecute este contrato y en caso de ejecutarse, que el beneficio obtenido por el comprador sea inferior al coste que ha tenido que pagar para comprar este derecho.

➤ En el caso de los CFDs sobre acciones, el riesgo es más elevado. Se trata de un producto que no es apto para todo tipo de inversores, donde el trader invierte en un activo esperando que se mueva hacia una determinada dirección y, generalmente con apalancamiento, lo que multiplica la exposición sobre ese activo, multiplicando tanto los beneficios como las pérdidas. Sin embargo, puedes disminuir el riesgo reduciendo el volumen con el que inviertes, ya que los CFDs son fraccionables.

En consecuencia, al operar con CFDs, es posible obtener grandes beneficios, pero también pérdidas que podrían incluso ser superiores a la inversión inicial. Por lo que antes de operar con CFDs te recomendamos que consultes con tu asesor financiero para conocer tu nivel de riesgo.

¿Cómo comprar un warrant?

En España, las emisiones de Warrant se registran en la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Posteriormente para poder operar con ellos, será necesario que el producto cotice en un mercado de valores.  

En España, el operador que gestiona todos los mercados de valores y sistemas financieros es Bolsas y Mercados Españoles (BME), recientemente adquirida por el grupo SIX.  En esta página se incluyen de forma frecuente warrants de diferentes empresas.

Para poder contratar un warrant, será necesario tener una cuenta de valores con un intermediario financiero que ofrezca estos servicios; en general cualquier banco de inversión.

¿Cómo tributan los warrants?

Fiscalmente los warrants tienen la misma tributación que cualquier otro instrumento financiero, y tributan como rentas del ahorro.  

En España, según establece la Agencia Tributaria (AEAT), las rentas derivadas de la venta de un warrant supondrán una ganancia o pérdida patrimonial, al igual que los CFDs. En el cálculo del resultado de la operación se pueden deducir los gastos incurridos en la operación.

El tipo impositivo variará en función de la cuantía obtenida por todos los rendimientos del ahorro, tendrán una tributación u otra, siguiendo los siguientes tramos. 

Rentas del ahorro Tipo impositivo
Hasta 6000 €   19 %
6000 – 50 000 €  21 % 
50 000 – 200 000 € 23 %
Más de 200 000 € 26 %

Fuente: fiscalidad-trading, fiscalidad del trading en 2021. Copia realizada el 23 de julio a las 11:45 am CET.

Esta información es válida en la fecha que se escribe este artículo, si bien siempre se recomienda consultar a un experto en materia tributaria ya que la normativa puede variar de un año para otro.  

Preguntas frecuentes sobre Warrants

¿Cuál es la diferencia entre warrants, acciones, CFDs, opciones y futuros?

✴️  Las acciones son un activo financiero que representan la distribución del capital social de una empresa. Cada uno de los accionistas de una compañía, poseen parte de la compañía pudiendo obtener derechos para decidir en las decisiones de la compañía y/o pudiendo recibir un dividendo como retribución por el capital aportado.  

Las opciones, warrants, CFDs y futuros son derivados financieros. Es decir, contratos complejos cuyo resultado final depende de la evolución de otro activo financiero. Estos instrumentos no son apropiados para todo tipo de inversores.  

✴️  Las opciones: son contratos donde el comprador adquiere el derecho, pero no la obligación de comprar o vender un determinado activo subyacente a un determinado precio en una determinada fecha.  
La ejecución se realiza sobre acciones que ya existen en el mercado.

✴️   Los warrants son similares a las opciones, contratos donde el comprador adquiere el derecho, pero no la obligación de comprar o vender un determinado activo subyacente a un determinado precio en una determinada fecha. Si bien, su ejecución se realiza a través de la emisión de nuevas acciones diluyendo el valor de las mismas.

✴️   Futuros: se trata de un contrato donde el comprador está obligado a comprar o vender un determinado activo subyacente a un determinado precio en una determinada fecha.

✴️  Los CFDs: Los contratos por diferencia (CFDs) son contratos en los que se especula sobre la evolución de un activo financiero.  Los brokers ofrecen una serie de activos con los que especular bajo unas determinadas condiciones y los traders eligen un activo generalmente con la expectativa de que en el corto plazo se obtenga una rentabilidad del mismo.  Para ello, el trader puede especular tanto al alza como a la baja. 

¿Qué es el spread de un warrant?

Es la diferencia en precio existente entre un warrant call y un warrant put. Es decir, la diferencia existente entre la compra de un warrant que da derecho a vender una cantidad de acciones de XXX, a un precio YYY, en fecha ZZZ y el precio de compra de un warrant que da derecho a comprar la misma cantidad de acciones de XXX, al mismo precio YYY, en la misma fecha ZZZ.

Conclusión

Los warrants son derivados financieros similares a las acciones, pero con la peculiaridad de ser instrumentos dilutivos.  Estos derivados financieros permiten al portador tener derecho a comprar o vender un activo determinado en un plazo seleccionado. Es muy importante revisar la ficha del producto, ya que existe una gran variedad de elementos que puede cambiar de forma considerable el objeto de la inversión.  

A través de los warrants se puede conseguir exposición al mercado con un riesgo muy reducido en comparación con otros derivados financieros como los CFDs y a un coste que en ocasiones puede resultar muy atractivo.  
 
Es por ello que los warrants habitualmente se utilicen como elementos de cobertura para proteger la cartera de inversiones o como complemento para ganar atractivo en otros productos como en la colocación de deuda.

En Admirals no se ofrece este tipo de derivado, sin embargo, si quieres invertir en CFDs, acciones, ETFs, índices o criptomonedas puedes abrir una cuenta con nosotros:

Otros artículos que te pueden interesar  

Sobre Admirals  

Somos un Broker con presencia global autorizado y regulado por reguladores financieros como la Comisión de Bolsa y Valores de Chipre (CySEC) y la Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC). Proporcionamos acceso a las plataformas de trading. Admirals ofrece la oportunidad de operar con Contratos por Diferencia (CFD) con acciones, Forex, índices, materias primas, así como Exchange-traded funds (ETF) y acciones.  

¡Buen Trading!  

INFORMACIÓN SOBRE MATERIALES ANALÍTICOS  

Los datos proporcionados proporcionan información adicional sobre todos los análisis, estimaciones, pronósticos, pronósticos, revisiones de mercado, perspectivas semanales u otras evaluaciones o información similares (en adelante "Análisis") publicadas en los sitios web de las empresas de inversión de Admirals que operan bajo la marca comercial Admirals (en adelante, "Admirals"). Antes de tomar cualquier decisión de inversión, preste mucha atención a lo siguiente:  

  1. Esta es una comunicación de marketing. El contenido se publica solo con fines informativos y no debe interpretarse como un consejo o recomendación de inversión. No se ha preparado de conformidad con los requisitos legales diseñados para promover la independencia de la investigación de inversiones, y no está sujeto a ninguna prohibición de tratar antes de la difusión de la investigación de inversiones.  
  2. Cada decisión de inversión es tomada solo por cada cliente, mientras que Admirals no será responsable de ninguna pérdida o daño que surja de dicha decisión, ya sea basada o no en el contenido.  
  3. Con el fin de proteger los intereses de nuestros clientes y la objetividad del Análisis, Admirals ha establecido procedimientos internos relevantes para la prevención y gestión de conflictos de intereses.  
  4. El análisis ha sido realizado por un analista independiente (Javier Oliván) basado en estimaciones personales.  
  5. Si bien se hacen todos los esfuerzos razonables para garantizar que todas las fuentes del contenido sean confiables y que toda la información se presente, tanto como sea posible, de una manera comprensible, oportuna, precisa y completa, Admirals no garantiza la precisión o integridad de cualquier información contenida en el Análisis.  
  6. Cualquier rentabilidad pasada o modelado de los instrumentos financieros indicados en el contenido no debe interpretarse como una promesa, garantía o implicación expresa o implícita de Admirals para cualquier rentabilidad futura. El valor del instrumento financiero puede aumentar y disminuir, y no se garantiza la preservación del valor del activo.  
  7. Los productos apalancados (incluidos los contratos por diferencia) son de naturaleza especulativa y pueden generar pérdidas o ganancias. Antes de comenzar a operar, asegúrese de comprender completamente los riesgos.  
Javier Oliván
Javier Oliván Analista financiero y creador de contenido, Admirals España

Javier es un economista especializado en economía internacional, con máster en comercio internacional y pasión por los mercados financieros, donde lleva más de 15 años invirtiendo.