IPC EE.UU. 8.5%

Abril 12, 2022 04:45

Los operadores se mantienen pendiente durante las últimas 24hrs al reporte de inflación en Estados Unidos correspondiente al mes de marzo de forma anualizada, del que se espera un sustancial incremento y con ello mayores expectativas por conocer una mayor restricción monetaria que pueda llegar a implementar la FED de Estados Unidos durante sus próximas reuniones. Los mercados se encuentran impacientes y buscando dilucidar el impacto que esta noticia y sus consecuencias sobre los instrumentos, debido al incremento en la tasa de interés que intrínsecamente debiese favorecer el rendimiento del dólar, sin embargo, las condiciones macro parecen indicar un escenario claramente no tan favorable para la divisa americana que justifique una evolución positiva en el mediano/largo plazo.

*La inflación en Estados Unidos durante el mes de marzo experimentó un incremento de 8.5%.

Esta madrugada hemos conocido la tasa de desempleo en Reino Unido correspondiente al mes de febrero, cifra que experimentó una ligera contracción permitiendo volver a registrar sensaciones positivas para con la economía inglesa, la que se sustenta al día de hoy por un escenario de moderación y cautela ante el incremento que puedan experimentar los precios durante los próximos meses. Un anticipo a esto y motivo por el cual se deja de considerar a la inflación como transitoria han sido el incremento en los salarios de los trabajadores, los que en Reino Unido vuelven a experimentar avances hasta un 5.4% por sobre el 4.8% que registraban en enero del presente año. Este dato nos permite señalar que la inflación podría seguir en aumento durante el primer trimestre del año e intensificarse durante el 2do trimestre para ver fases de consolidación durante el 3er y 4to cuarto de 2022.

Las materias primas continúan condicionadas por un escenario de escasa oferta debido al conflicto al este de Europa, sin embargo, comienzan a prestar atención al desempeño económico mundial, el que parece presentar claras señales de desaceleración que podrían en peligro la demanda de los commodities y ver descensos posibles en su cotización. No obstante, no dejamos de revisar como instrumentos de tipo refugio ante el incremento en la inflación que señalan las economías, por lo que en el corto plazo consideramos rangos laterales de cotización. 
El ORO cotiza en torno a $1.960 dólares la onza buscando fundamentos para desarrollar un alza mayor, los que parece encontrar en el reciente reporte de inflación. Sin embargo, el metal precioso parece encontrarse en una encrucijada ante la "agresividad" con la que pueda llegar a actuar la FED y controlar los precios en el mediano/largo plazo. Existe un argumento que no hemos señalado y que el mercado parece no considerar como relevante aún; la decisión de Putin de vincular y respaldar el Rublo en ORO parece ser una jugada agresiva, lo que significa que a partir de estas últimas jornadas todo instrumento (materia prima) que desee ser comercializado con Rusia estará respaldado su valor en ORO, por lo que el pago para comprar rublos en el mercado de divisas será a través del metal precioso, incrementando su valor y perspectiva de largo plazo.

El BITCOIN al igual que la renta variable en Estados Unidos experimenta contracciones en su cotización respondiente a una caída en el apetito por riesgo, sin embargo, la reacción tras el dato de inflación parece beneficiar en el corto plazo el comportamiento de la criptomoneda reina. Uno de los escenarios que destacábamos para la semana era una reacción positiva que pueda llegar a ser el inicio del último impulso alcista importante que logre tener el BTCUSD, que podría alcanzar la franja de $51.000 dólares para luego experimentar fuertes descensos al igual que el índice SP500.

Gráfico 1D - USDCAD

La debilidad del dólar se vuelve evidente tras el reporte de inflación; el par vuelve a rechazar la EMA50 en gráfico diario brindando una perspectiva negativa a partir de los niveles actuales, los que podrían volver a considerar como soporte la franja de mínimos en torno a 1.2450.

 

Renato Campos S.
Renato Campos S. Analista Jefe Admiral Markets LATAM

8 años de experiencia en mercados de renta variable, monedas y commodities. Ha dirigido departamentos de Análisis de diversas oficinas a lo largo de LATAM. Diplomado en finanzas con mención en derivados, y especialista en análisis y patrones chartista